Hablamos de abstracción cuando la conducta es sometida al control de una sola propiedad o de una combinación especial de propiedades del estímulo, al tiempo que se libera del control de todas las demás propiedades.