Procedimiento de condicionamiento clásico en el que el estímulo condicionado comienza antes que el estímulo incondicionado y termina, como muy pronto, cuando comienza éste. La demora puede ser larga o corta.