Doctrina sostenida por filósofos como Locke o Hume que mantiene que todos los contenidos de la mente han pasado previamente por los sentidos, es decir, que provienen de la experiencia.