En el Condicionamiento clásico, es aquel Estímulo que inicialmente no era capaz de elicitar una determinada Respuesta incondicionada, pero que tras el condicionamiento sí la provoca.