Procedimiento de condicionamiento clásico en el cual existe un tiempo (intervalo de huella) entre el final del Estímulo condicionado y el inicio del Estímulo incondicionado.