La Ley de Igualación afirma que la tasa relativa de respuestas en una alternativa es igual a la tasa relativa de reforzamiento para esa alternativa.