También llamada preexposición del Estímulo condicionado.

Si antes de llevar a cabo el condicionamiento preexponemos el Estímulo condicionado, esto tendrá como consecuencia un retraso en el condicionamiento clásico (tanto excitatorio como inhibitorio) de ese Estímulo condicionado. La preexposición de un estímulo reduce su asociabilidad con cualquier consecuencia que pueda seguirle, pero no le dota de propiedades inhibitorias condicionadas.