Abulia

Falta de voluntad, apatía, o disminución notable de su energía, de manera que hay falta de voluntad e incapacidad para persistir o para iniciar una actividad.

Es ante todo una alteración de la actividad voluntaria, y más concretamente de su fase preliminar, donde aparece perturbado el deseo o la decisión de llevar a cabo una acción. Debe tenerse en cuenta que el acto voluntario en su complejidad comprende dos partes fundamentales: la primera es el período de elaboración consciente del acto, desde la iniciación del deseo hasta la decisión voluntaria. Se llama también acción implícita o conación; la segunda corresponde a la ejecución del acto o acción implícita. Betta distingue, dentro de las alteraciones de la primera parte del acto voluntario, y desde un punto de vista cuantitativo, tres categorías: la abulia, hipobulia y la hiperbulia:

  • Abulia: desde la semiología psiquiátrica, la abulia es definida como la falta absoluta de voluntad, la carencia de deseos y decisiones donde la afectividad deja de ser fuente de deseos, el pensamiento se apaga y la voluntad se inhibe;
  • Hipobulia: disminución de la actividad voluntaria. En realidad es un grado menor que la abulia, y se manifiesta en los mismos enfermos considerados en la abulia; e
  • Hiperbulia: aumento de la actividad voluntaria, con lo que se obtiene mayor eficacia y rendimiento en las acciones. Así considerada, la hiperbulia es normal y caracteriza a los sujetos emprendedores y luchadores. Sólo es patológica cuando engendra actos inadecuados a las normas de convivencia: en la excitación maníaca, y en los delirantes que llegan a ejecutar actos delictuosos.
 

Contenido relacionado