La Bulimia o Bulimia Nerviosa es un trastorno que se caracteriza por la falta de control de los impulsos que se traduce, en el caso de la alimentación, en episodios de voracidad, o lo que es lo mismo, comer grandes cantidades de comida en un corto espacio de tiempo en forma de "atracones", generalmente con conductas purgativas posteriores, pero sí con un fuerte sentimiento de culpabilidad.

La característica más habitual de este trastorno la constituyen las conductas compensatorias inapropiadas para evitar la ganancia de peso. 

Muchos individuos usan diferentes medios para intentar compensar los atracones: el más habitual es la provocación del vómito. Este método de purga (patrones cíclicos de ingestión excesiva de alimentos y purgas) lo emplean el 80-90 por ciento de los sujetos que acuden a centros clínicos para recibir tratamiento. 

Los efectos inmediatos de vomitar consisten en la desaparición inmediata del malestar físico y la disminución del miedo a ganar peso.

Otras conductas de purga son: el uso excesivo de laxantes y de diuréticos, enemas, realización de ejercicio físico muy intenso.