Interrupción de la comunicación entre un nervio y el órgano o parte del cuerpo con la que conecta. 

Tal interrupción puede deberse a enfermedad, administración de sustancias químicas o sección física del nervio mediante procedimientos quirúrgicos.