Estrechamiento de la luz de un orificio o conducto, tanto de origen adquirido como congénito.