Aumento del diámetro o dilatación de la pupila, al contrario que la miosis. 

La midriasis es controlada por el Sistema Nervioso Simpático. 

La dilatación del diámetro pupilar puede ser producida por algunas drogas, como por ejemplo atropina, algunos tóxicos, substancias de abuso tipo cocaína y alcohol, y también puede estar relacionada con lesiones cerebrales focalizadas, por ejemplo, del tronco encefálico, o puede ser una de las reacciones del síndrome de pánico. 

En algunos casos puede ser un signo de una patología o de daño cerebral, como en una parada cardiorrespiratoria, pero también en ciertos comas de origen diverso. También puede acompañar a algún tipo de parálisis facial.