Sensación o conjunto de sensaciones anormales, y especialmente hormigueo, adormecimiento o ardor que experimentan en la piel ciertos enfermos del sistema nervioso o circulatorio.

Causas

Fibromialgia.

  • Permanecer en la misma posición sentado o parado por un tiempo prolongado.
  • Ataque de pánico.
  • Lesión del nervio particular que alimenta la parte del cuerpo en donde se experimenta dicha sensación (si una persona tiene, por ejemplo, una lesión en el cuello, puede experimentar la sensación en cualquier sitio a lo largo del brazo o la mano. De modo similar, una lesión en la parte baja de la espalda puede causar ciática: una sensación de entumecimiento u hormigueo en la parte posterior inferior de la pierna).
  • Falta de irrigación sanguínea en el área. Por ejemplo, la acumulación de placa a causa de aterosclerosis en las piernas puede causar dolor, entumecimiento y hormigueo al caminar (se denomina claudicación).
  • Presión sobre los nervios espinales, como la que causa un disco herniado.
  • El síndrome del túnel carpiano puede causar entumecimiento u hormigueo en las muñecas, dedos, manos o antebrazos.
  • Ciertas enfermedades, incluyendo diabetes, hipotiroidismo (bajo nivel de actividad de la glándula tiroides), esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, convulsiones o dolores de cabeza de tipo migraña.
  • Cambios en los electrolitos, como niveles anormales de calcio, potasio o sodio en el cuerpo.
  • Deficiencia de vitamina B12.
  • Ataque isquémico transitorio (AIT) o accidente cerebrovascular.
  • Ciertos medicamentos.
  • Acción tóxica sobre los nervios, como la del plomo, el alcohol o el tabaco.
  • Radioterapia.
  • Consumo de drogas psicotrópicas (LSD)
  • Estados de ansiedad