Es un término genérico que se refiere a las sustancias químicas mediadoras utilizadas por las células para comunicarse entre sí. Se aplica a las sustancias liberadas por las células inmunitarias durante las respuestas del sistema inmune a los agentes extraños, aunque también se han encontrado citocinas en otros tejidos corporales como el tejido hormonal y nervioso. Entre ellas se encuentran los interferones y las interleucinas.