Un estímulo normal por encima del umbral sensorial; por contraposición, un estímulo inadecuado no sólo es el que está por debajo del umbra, sino que no pertenece a la modalidad sensorial para la que está diseñado el receptor.