Rama de la psicología que analiza la influencia de los factores genéticos sobre el comportamiento, y especialmente, en qué medida las diferencias genéticas entre individuos dan cuenta de las diferencias en su comportamiento.