Aumento de la diferencia de potencial eléctrico entre el interior y exterior celular, de forma que el potencial de membrana se vuelve más negativo que el potencial de reposo, como ocurre al final de la fase descendente de un potencial de acción.