El conjunto de condiciones externas e internas, incluyendo factores tanto físicos y fisiológicos como sociales, que tienen capacidad para influir en el organismo, especialmente en su conducta.