Líquido incoloro formado a partir de la sangre que recorre los vasos linfáticos transportando a las células inmunitarias. Además, elimina el exceso de líquidos y los productos de desecho vertiéndolos a la sangre.