Hipótesis que mantiene que sólo existe un tipo de sustancia, la materia y que, por tanto, los procesos mentales han de ser reducibles a los procesos de la sustancia material; ver dualismo.