Manera de indicar que la presión de referencia utilizada para calcular la intensidad de un sonido en decibelios es 2 x 10-5 Newtons por m2, presión muy próxima al umbral perceptivo de la mayoría de las personas.