Grupo de células nerviosas con una configuración claramente distinguible de otras próximas y, generalmente, con una organización interna poco evidente. Sus células comparten características citoarquitectónicas y funcionales. No obstante, puede tener células de distintos tipos (forma, tamaño y características neuroquímicas) y zonas con diferente densidad celular.

Esta diversidad suele coincidir con diferente localización en el mismo, y permite establecer partes, divisiones, regiones o zonas. Estas divisiones pueden enviar sus axones a diferentes destinos, y recibir señales de diferentes orígenes y, en consecuencia, intervenir en diferentes funciones. Reciben nombres, más o menos arbitrarios, de acuerdo a su localización (como el núcleo ventral posterolateral del tálamo) y/o a las características de sus células (como el núcleo reticular gigantocelular), a su coloración (como el núcleo rojo y el locus coeruleus), al anatomista que los descubrió (como el núcleo dorsal de Clarke y el núcleo intersticial de Cajal), a las aferencias y eferencias que reciben y envían (como los núcleos de los nervios craneales), etc. En cada división del SNC hay muchos núcleos, y algunos tienen sus células organizadas en láminas.