Una forma de selección natural que se da cuando los individuos de una especie difieren en su capacidad o habilidad para competir con sus congéneres por conseguir o atraer pareja sexual reproductiva; puede ser intrasexual o intersexual.