Sistema de defensa del organismo ante los agentes extraños constituido fundamentalmente por las células inmunitarias o leucocitos que se originan y concentran en los órganos linfoides.