O corteza de asociación. Por exclusión, las que no son áreas sensoriales ni motoras. Ocupan gran parte de la corteza del lóbulo frontal, y zonas muy extensas de los lóbulos parietal, occipital y temporal. Integran múltiples señales.