Invaginaciones de la membrana plasmática que penetran hacia el interior de la fibra muscular y permiten que los potenciales de acción lleguen a la profundidad de la célula.