Contrariamente a los presupuestos de Descartes (pensaba que una respuesta refleja ocurre del mismo modo siempre que se le presenta el estimulo elicitante), la conducta elicitada no es inmutable. Uno de los rasgos más característicos de la conducta elicitada es su plasticidad. Ni siquiera las respuestas elicitadas simples ocurres de la misma manera en todas las ocasiones.

Atención visual en los bebés humanos

Las claves visuales elicitan una respuesta de observación, que puede medirse por el tiempo que los bebes mantienen sus ojos en un objeto antes de mirar a otra parte.

La atención visual provocada por un estímulo novedoso cambia a mediada que el bebé se familiariza con el estímulo la naturaleza del cambio está determinada por la naturaleza del estímulo (en un patrón 4x4 de un tablero de ajedrez la atención visual se reduce más rápido que en uno de 12x12 donde la atención primero se incremente y después se reduce). La tarea de agudeza visual puede proporcionar información sobre la agudeza visual. El procedimiento también se ha adaptado para estudiar una amplia variedad de cuestiones complicadas sobre la cognición infantil.

Salivación y evaluación del sabor en humanos

El sabor de la comida elicita la salivación como respuesta refleja. Esto puede observarse tan claramente en las personas como en los perros de Pavlov. En un estudio, se midió la respuesta de salivación de ocho mujeres ante el sabor del zumo de limón y del zumo de lima.

A medida que el estímulo se repetía diez veces, perdía eficacia para elicitar tanto las respuestas de salivación como las hedónicas.

En el Ensayo 11, se cambió el sabor (a lima para los sujetos que previamente habían sido expuestos al limón y a limón para los sujetos que habían sido expuestos a lima). Esto produjo una impresionante recuperación tanto del reflejo salival como de la evaluación hedónica. Curiosamente, esta recuperación persistió en el Ensayo 12, en el que se presento el sabor original.

Las personas encuentran el sabor de una comida específica menos placentera cuanto más la comen. Sin embargo, el sabor de una comida distinta es suficiente para restablecer la valoración hedónica de una comida familiar. Estos hallazgos sugieren que la sobrealimentación puede reducirse no variando los alimentos disponibles para su consumo

Respuesta de sobresalto en ratas

La respuesta de sobresalto es una respuesta defensiva que aparece en muchas especies, incluida la humana. Consiste en un salto repentino y una contracción de los músculos de la parte superior del cuerpo, con frecuencia acompañado de una elevación de los hombros.

En las ratas, la respuesta de sobresalto puede medirse situando al animal en una cámara estabilimétrica (una pequeña cámara descansa sobre unos sensores de presión. Estos sensores detectan los movimientos repentinos de la rata, que se registran en un ordenador). Cuando el animal se sobresalta, da un salto haciendo que la cámara se mueva. Los sensores de presión situados bajo la cámara miden con precisión estos movimientos, que se usan como indicadores de la intensidad de la reacción de sobresalto.

La reacción de sobresalto puede elicitarse en ratas por medio de toda una variedad de estímulos, incluyendo tonos y luces breves.

La presentación repetida del estímulo elicitante no siempre produce la misma respuesta. En un estudio, las ratas expuestas a un ruido ambiental suave, las repeticiones del tono provocaron una reacción de sobresalto cada vez más débil. Por el contrario, cuando el ruido era intenso, las repeticiones del tono provocaron reacciones de sobresalto cada vez más vigorosas.