Selección para la percepción

Como nuestro sistema perceptivo tiene una capacidad limitada de procesamiento, se necesita la atención para seleccionar un conjunto limitado de estímulos del total disponible, que serán procesados perceptivamente.

La atención es responsable de combinar las características aisladas que definen los objetos, tales como sus contornos, colores o ubicaciones. Si esto no se realiza adecuadamente o no se hiciese de forma simultánea para todos los objetos presentes en el medio tendríamos un problema denominado problema de la integración.

Selección para la consciencia

Esta nueva perspectiva entiende que la atención selectiva serviría para hacernos conscientes de la presencia de objetos o eventos.

Selección para la acción

Desde esta perspectiva, la atención se necesitaría para seleccionar la acción adecuada sobre la base de la información estimular entrante.