El procesamiento de la información constituye una aproximación teórica cuyo objeto es analizar los diversos procesos cognitivos internos que median entre la presentación de un estímulo y la emisión de una respuesta.

Las medidas conductuales más importantes para evaluar el rendimiento de las personas en tareas de procesamiento de la información han sido la velocidad de la respuesta y la precisión de la misma.