La amistad juega un papel fundamental en la vida de los seres humanos. Implica una satisfacción psicológica mutua caracterizada por la comprensión, una comunicación intima y sincera, mutua honradez, lealtad, sinceridad... y estabilidad de la misma.

Estas relaciones son muy valoradas y una ruptura podría incidir negativamente en el desarrollo social y personal.

Las ideas de los niños sobre la amistad son diferentes. Ellos ven a un amigo como un compañero de clase, comparten afecto. Las relaciones de amistad varían a lo largo de la vida.

Desarrollo del concepto amistad

Según Damon y Fuentes la amistad tiene distintas etapas con determinadas características:

  • Primera infancia (0-2 años) interaccionan positivamente con chavales conocidos y con los que tuvieron buenas relaciones. Cambio de juego y afecto positivo.

  • Etapa pre-escolar (2-6 años) visión egocéntrica a la hora de analizar y entender la amistad. Encuentros inestables con posibilidad de ruptura. Amistades controladas por los padres.

  • Etapa escolar (6-12 años) relación de cooperación y ayuda reciproca. Desaparece el egocentrismo, siendo capaz de entender las intenciones y emociones de otros niños. Suelen elegir como amigos a aquellos iguales que les muestren cariño, del mismo sexo. Más duraderas que el periodo anterior.

  • En la adolescencia, relación duradera que se caracteriza por un conocimiento mutuo de los seres humanos implicados en la relación siendo el afecto una constante. Eligen a sus amigos en función de sus características psicológicas, similares inquietudes, intereses y enfoque vital.

La cultura de los amigos en su entorno

Desde la perspectiva del contexto Corsaro observó durante 3 meses las características de la organización social de una guardería y la concepción de amistad de los niños. Los datos indican que muy raramente los niños juegan solos. Cuando varios niños tienen organizada una situación de juego no dejan que participe nadie nuevo, siendo una tarea difícil ser aceptado en juegos estructurados por ocasionar conflictos.

Las características generales de Corsaro coinciden con las descritas por Damon y Selman. La aportación más importante de Corsaro desde la perspectiva cognitivo-evolutiva es incidir en la importancia del contexto social.