Según Piaget, cada estadio está caracterizado por una estructura de conjunto, que puede expresarse de manera lógico-matemática, y que traduce la organización subyacente de las acciones. Veámoslo desde una perspectiva funcional, donde cada uno de estos estadios se caracteriza por abordar problemas y de enfrentarse con el mundo que nos rodea.

Durante el periodo sensoriomotor los intercambios del sujeto con el medio son prácticos motores, el niño resuelve problemas con acciones sin tener ningún papel las representaciones. Durante el período de las operaciones concretas el niño realiza acciones más complejas pero sin poder anticipar completamente, las consecuencias de acciones no realizadas anteriormente.

Durante el período de las operaciones formales el niño comienza a saber abordar los problemas de una forma científica (hipotético-deductiva) donde el lenguaje desempeña un papel primordial.