Los niños tienen una capacidad elevada de aprendizaje, atienden a la información que reciben y la manipulan, elaboran estrategias para recordar, forman conceptos, razonan y resuelven problemas.

Información, memoria y pensamiento

El enfoque del procesamiento de la información hace hincapié en que los niños utilizan y supervisan la información y elaboran estrategias a partir de ella. Los procesos de la memoria y el pensamiento son fundamentales para este enfoque. Según este enfoque los niños desarrollan una capacidad, gradualmente mayor, para procesar información, que les permite adquirir conocimientos y habilidades de complejidad creciente.

El ordenador tuvo mucha importancia en el estudio del crecimiento de la psicología cognitiva, demostró que maquinas innanimadas podían resolver operaciones lógicas mentales, lo que permitiría profundizar sobre el funcionamiento de la cognición humana. El cerebro se compara con el hardware del ordenador y la cognición con el software.

Recursos cognitivos: capacidad y velocidad de procesamiento de información

A medida que los niños crecen aumentan sus capacidades de procesamiento de la información. Esto influye por el incremento de la capacidad y de la velocidad del procesamiento. Estas dos características se denominan recursos cognitivos.

La biología y la experiencia contribuyen al desarrollo cognitivo. Durante el crecimiento y la maduración infantil se producen cambios importantes en el desarrollo, tanto en las estructuras cerebrales como en los lóbulos frontales, y a nivel neuronal, como la proliferación y eliminación de conexiones neuronales, que da lugar a menos conexiones, pero más fuertes. La mielización, proceso que recubre el axón neuronal con una vaina de mielina, también aumenta la velocidad de los impulsos eléctricos del cerebro.

El aumento de la capacidad también aumenta el proceso de la información. La velocidad infantil de procesamiento de información esta ligada a su competencia de pensar.

La velocidad de procesamiento se puede medir mediante el tiempo de reacción de una tarea determinada, en la que se pide a los individuos que pulsen un botón cuando perciben un estímulo, como la luz. A lo largo de la infancia esta velocidad aumenta.

Mecanismos de cambio

Tres mecanismos actúan para crear cambios en las habilidades cognitivas infantiles: la codificación, la automatización y la construcción de estrategias.

La codificación es el proceso sobre el cual se almacena la información en la memoria. Los cambios en las habilidades cognitivas dependen de la mejor capacidad para codificar la información relevante y para ignorar la irrelevante.

La automatización es la capacidad de procesar información con poco o nulo esfuerzo. La práctica permite a los niños codificar una cantidad creciente de información de manera automática.

La construcción de estrategias es la creación de un nuevos procedimientos de procesamiento de información. La elaboración de un repertorio eficaz de estrategias es fundamental para ser un aprendiz eficaz.