Los grupos primarios

Según Cooley es una asociación cara a cara, la fusión de individualidades en un todo colectivo, la identificación con la vida y los objetivos del grupo y fundamentalmente por el “sentimiento del nosotros”, lo que implica la simpatía y la identificación. Posteriormente añade la asociación no especializada, relativa duración, reducido número de miembros y relativa intimidad entre ellos. La característica fundamental es la calidad de la relación afectiva. Otras son la función socializadora que cumplen, ya que determinan la adquisición del yo social del individuo. Tienen una cierta duración y dan lugar a una estructura a través de normas de diferenciación de roles, etc.

Los grupos de referencia

Hyman define los grupos de referencia como aquellos que permiten una serie de procesos de evaluación y autoevaluación para el individuo y le proporcionan un marco de referencia. Las funciones que cumplen estos grupos son varias. La función normativa se da cuando se trata de un grupo al que la persona aspira a pertenecer y cuyas normas le sirven de referencia (socialización anticipatoria). La función de comparación los individuos la emplean “como punto de referencia para hacer evaluaciones de sí mismos y de los demás”. Y una tercera función es la de ordenar y estructurar su percepción del mundo y convertirse así en un marco de referencia. Las normas de un grupo pueden influir aún sin pertenecer a él, destacando los aspectos subjetivos de esa relación.

El grupo de referencia aparece estrechamente vinculado a la identidad social de los individuos.

La percepción de los distintos tipos de grupo

Trata sobre las características que distinguen a los grupos, de cómo las personas perciben los grupos en la vida diaria y de las teorías intuitivas que tienen sobre ellos. Este estudio se realiza mediante dos métodos distintos: la evaluación de una lista de 40 grupos en unas propiedades (duración, tamaño, permeabilidad de fronteras, grado de interacción, grado en que objetivos y resultados son comunes, importancia y semejanza) y la tarea de clasificar a los grupos en categorías para realizar un análisis de conglomerados, con lo que se obtienen unas tipologías semejantes.

Las tipologías intuitivas coinciden en cuatro tipos de grupos: de intimidad, de tarea, categorías sociales y asociaciones laxas. A cada grupo se le atribuyen características distintas en función de unos criterios. Las personas tienen teorías intuitivas de los grupos y el concepto más genérico de grupo se puede diferenciar en una tipología de los grupos que difieren en sus propiedades tipo de interacción y funciones:

  • Grupos de intimidad: larga duración, pequeños y de fronteras impermeables, poseen alto grado de interacción y metas y resultados comunes, así como importancia y semejanza entre sus miembros.

  • Grupos de tarea: moderada duración, pequeños, con fronteras de permeabilidad moderada, interacción moderada-alta, poseen objetivos comunes con resultados comunes dándose una importancia media-alta y una semejanza media.

  • Grupos de categoría: larga duración, grandes, con fronteras de permeabilidad baja, interacción baja, poseen objetivos comunes con resultados comunes dándose una importancia media y una semejanza media-baja.

En el extremo estarían las meras asociaciones que se caracterizan por alta permeabilidad, corta duración y bajos niveles de interacción.

Esta tipología de los grupos parece que se emplea de forma espontánea e implícita cuando se codifica información, tal como se muestra en un estudio en el que se trataba de recordar a individuos pertenecientes a distintos tipos de grupos.