Según Pintrich y Schunk, existen tres paradigmas de investigación: experimental, correlacional y cualitativo.

En el paradigma experimental, el investigador manipula una o más variables y determina los efectos que puedan tener en otras variables (por ejemplo, tener a un tres grupos de ratas sin comida durante 3 intervalos distintos de tiempo-1, 8 y 24 horas, siendo dichas horas la variable manipulada- y luego se medía el tiempo que tardaban en encontrar la comida en un corredor). Las investigaciones experimentales clarifican las relaciones causa-efecto, que pueden ayudar a entender la naturaleza de la motivación. Sus investigaciones están bastante limitadas, por lo que sus resultados son poco naturales.

En el paradigma correlacional, más que manipular variables, se busca encontrar las relaciones existentes entre ellas. Sus investigaciones sirven para clarificar las relaciones entre las variables, y sus resultados ayudan a comprender situaciones motivacionales distintas. No es posible identificar causas y efectos.

En el paradigma cualitativo, o método interpretativo, se enfatiza el estudio de una manera más intensa, más descriptiva y con mayor carga interpretativa. Es útil cuando los investigadores están interesados en la estructura de las situaciones, y en conocer los diferentes significados y perspectivas que mantiene un grupo de individuos, y cuando no es posible realizar investigaciones experimentales o correlacionales. No busca generalizaciones de sus datos, de manera que es difícil sacar conclusiones prácticas.

Podemos hacer otra distinción que tiene que ver con el lugar donde se hace la investigación: Los estudios de laboratorio son situaciones que permiten un mayor control. La generalización de sus resultados a la vida real se suele hacer con menor confianza, aunque sus investigaciones han producido resultados importantes para entender los procesos de motivación.

Los estudios de investigación de campo se dan en entornos naturales sin mucho control experimental. Sus resultados se pueden generalizar fácilmente a otros entornos similares, porque se han desarrollado en situaciones reales.