Se busca la respuesta a 3 cuestiones metodológicas fundamentales:

  • qué diseños de investigación se usan

  • cuáles son los procedimientos de medida y evaluación de la personalidad

  • qué análisis de datos se aplican

En cuanto a los diseños, solo un 3% de los trabajos incluía investigaciones longitudinales, siendo el resto 97% estudios transversales. De éstos, en primer lugar estaban los estudios de campo y en segundo lugar los de laboratorio.

En cuanto a la obtención de datos, el 88% procedían de cuestionarios. La correlación era la técnica estadística más usada.

De los métodos explorados, se centran en el método de investigación, los análisis estadísticos y la forma de obtener datos.

Los estudios experimentales van disminuyendo al tiempo que aumentan los transversales que resultan los más usados. También van disminuyendo los procedimientos derivados del análisis de diferencias de medias tanto paramétricos como no paramétricos, aumentando los análisis basados en la correlación.

Se empieza a dar un mayor uso de los modelos de ecuaciones estructurales.

Los cuestionarios y las medidas de autoinforme son las variables dependientes más usadas.

Resumiendo, los diseños más usados son los transversales, repartidos entre estudios de campo y de laboratorio (estos en disminución); los análisis estadísticos más usados son los correlacionales (correlaciones, análisis factoriales, análisis de regresión) y los de contrastes de medias (análisis de varianza, pruebas de T); y para obtener datos, se recuerde en gran medida al uso de cuestionarios y pruebas autoinformadas.

Conclusión: en psicología de la personalidad la pluralidad metodológica es enorme, aplicándose una gran variedad de diseños, de análisis de datos y de formas de medir la personalidad y obtener datos para las investigaciones.

Además de los aspectos (diseños, estadísticos y fuentes) más usados se aprecia el aumento de los estudios longitudinales y el uso de otras fuentes de datos (registros diarios y muestreos de experiencias).