El TDAH ha sido considerado tradicionalmente un trastorno infantil, pero esta perspectiva está cambiando rápidamente; el TDAH se ahora también como un trastorno psiquiátrico mayor de los adultos, con algunas características diferenciales mayores respecto del infantil y del de los adolescentes. No obstante, la forma clásica del TDAH tiene su inicio a la edad de 7 años, posiblemente relacionada con anomalías en los circuitos del córtex prefrontal que comienzan antes de los 7 años de edad pero que duran toda la vida.

Las anomalías del neurodesarrollo ocurren en los circuitos del córtex prefrontal en el TDAH. Los genes que intervienen,son aquellos que se relacionan con el neurotransmisor dopamina, aunque esta en investigación.

Los síntomas de inatención no se ven en niños preescolares con TDAH, quizás porque no tienen un córtex prefrontal maduro. Una vez que la inatención comienza a ser un síntoma prominente del TDAH, esta permanente durante toda la vida del individuo. No obstante, la hiperactividad desciende notablemente durante la adolescencia y la edad adulta, mientras que en otras comodidades reconocidas se disparan en frecuencia una vez que los pacientes con TDAH entran en la edad adulta. Debe ser diagnosticado al iniciarse los 7 años. La mayoría de niños diagnosticados de TDAH, son tratados por pediatras, psiquiatras infantiles, y psicólogos infantiles, y son derivados por padres y profesores, con un alto grado de sospecha diagnóstica.