Procesos estudiados: la polarización grupal y el pensamiento de grupo.

La polarización grupal

Moscovici y Zavalloni (1969) demostraron lo que se denomimo el efecto de polarización: el promedio de los juicios de los miembros del grupo en la fase postconsenso cambia hacia una postura más extrema en la dirección que ya era dominante en la fase preconsenso. Es decir, constato que los grupos no cambian ni a decisiones más arriesgadas ni a decisiones más prudentes, sino que se polarizan más. Resumiendo la polarización grupal consiste en una acentuación de la postura inicialmente dominante en el grupo, que se produce como consecuencia de la discusión grupal.

El pensamiento de grupo

Existen tres antecedentes que influyen en la tendencia a la búsqueda del acuerdo por parte de los miembros de un grupo:

  • Grupo cohesivo.
  • Defectos estructurales de la organización.
  • Contexto situacional provocativo.

Un grupo muy cohesionado, aislado de puntos de vista disidentes, con un líder que señala desde el principio cuál es la alternativa preferida, en el que no existen normas de procedimiento para la toma de decisiones, formado por personas similares, y que presenta un elevado grado de estrés y baja autoestima, constituye el caldo del pensamiento de grupo.

Explica porqué en ocasiones ciertos grupos, a pesar de estar formados por personal cualificado, se empeñan en una forma de pensar rígida que les lleva a tomar decisiones catastróficas haciendo caso omiso de informaciones que podrían haberles ayudado a tomar la decisión correcta. Los defectos vienen dados por:

  • Los antecedentes del pensamientos del yo:
    • Alta cohesión grupal.
    • Defectos estructurales en la organización: aislamiento del grupo, liderazgo autoritario.
    • Contexto situacional provocativo. Amenaza externa, baja autoestima colectiva
  • Los síntomas del pensamientos del yo:
    • Sobreestimación del grupo (ilusión de invulnerabilidad, sentimiento de superioridad).
    • Cerrazón mental: desestimar informaciones que podrían ir en contra de la decisión que el grupo desea tomar.
    • Presión y ridiculización de aquellos integrantes que no se muestran de acuerdo con la decisión (los miembros del grupo se autocensuran).
  • Los fallos en la toma de decisión:
    • Considerar sólo la alternativa y objetos preferidos descartando las otras.
    • Análisis insuficiente de los riesgos de la elección.
    • Sesgos en el procesamiento de la información.
    • No desarrollar planes alternativos por si surge un problema en el plan inicial.
  • Janis propone una serie de medidas para dificultar el pensamiento grupal:
    • Creación de diversos subgrupos que evalúen por separado todas las alternativas.
    • Fomentar la imparcialidad del lider.
    • Recurrir a expertos o colegas cualificados que no sean miembros del grupo (animarles a poner en cuestión las decisiones)
    • Realizar una segunda reunión para expresar dudas y volver a reflexionar sobre las posibles ventajas de las alternativas no elegidas.