Hay cuatro aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta a la hora de desarrollar las especificaciones del test: su contenido, el formato de los ítems que se van a incluir, la longitud del test y la forma de aplicación.

Contenido

Formato de los ítems

Ítems de elección

Ítems de construcción

Longitud del test

Características psicométricas de los ítems