Definición

Las afasias se definen como un trastorno del lenguaje que está causado por un daño cerebral. Además las lesiones que suelen causar afasia suelen ser de carácter focal, por lo que suelen afectar únicamente a una región del cerebro. Las afasias se dividen en afasias corticales (si la lesión es de la corteza) y subcorticales (si la lesión es de los núcleos subcorticales). Entre las corticales se hallan la afasia de Broca, la afasia de Wernicke, la afasia de conducción, la afasia anómica... y entre las subcorticales se hallan la afasia putaminal (anterior, posterior y global) y la afasia talámica. La subdivisión en cortical y subcortical nos permite clasificar el 80% de las afasias, y el 20% restante no están clasificadas por que están causadas por la lesión simultanea de varias áreas que causan afasia, acumulándose los efectos.

Clasificación

Los principales términos que han llevado a la clasificación de las afasias son los siguientes:

  • Articulación: los pacientes con afasias en muchas ocasiones tienen problemas para articular correctamente las palabras. Por articulación se entiende la capacidad para emitir los sonidos de cada vocal y consonante. Hay enfermos que son incapaces de pronunciar ningún sonido del habla y hay otros menos severos en los que se dificulta la vocalización de grupos de consonantes mas complejos. Para saber la etiología de el problema articulatorio se puede observar si el paciente es capaz de realizar gestos faciales involuntarios, y si es así se sabe que el problema es por la afasia y no por problemas musculares (disártrico).

  • Fluidez: una fluidez normal es la pronunciación de un número determinado de palabras por unidad de tiempo. Muchos enfermos de afasia presentan baja fluidez y por tanto expresan menos palabras por unidad de tiempo de las que deberían. Puede darse el caso de que la falta de fluidez se deba a la dificultad de encontrar palabras.

  • Encontrar palabras: prácticamente todos los enfermos de afasia tienen problemas para encontrar palabras dentro de su repertorio. En muchas ocasiones tienen que buscar palabras que tengan los mismos significados para poder expresarse, lo que se conoce como circunloquios. Si además de la dificultad para encontrar palabras no existieran otros síntomas afásicos la patología se denominaría anomia.

  • Agramatismo: consiste en una falta de capacidad para generar estructuras sintácticas con sentido. Así, el sujeto no es capaz de hacer secuencias de mas de cuatro palabras en discurso. En este caso el problema no está en el significado de las palabras como ocurre en la dificultad para encontrar palabras, sino que se trata de un problema en las palabras gramaticales como los nexos, preposiciones... Si han memorizado y automatizado una frase larga pueden repetirla posteriormente, lo que indica que el problema se da cuando el habla es espontanea.

  • Parafasia: la parafasia consiste en la sustitución de una sílaba o palabra por otra. En el primer caso hablamos de parafasia fonémica, que puede dar paso a la neologística (cuando el sujeto cambia las sílabas crea palabras totalmente nuevas que no existen en la lengua que habla). En el caso de que la sustitución sea de palabras enteras se trata de parafasia verbal (no debe confundirse con la sustitución de palabras que tiene lugar en los circunloquios).

  • Comprensión auditiva del habla: algunos enfermos de afasia no pueden comprender el discurso hablado de otras personas. El paciente puede presentar sordera para las palabras, síntoma en el que el paciente ignora el significado de las palabras.

  • Repetición: hay enfermos que no pueden repetir las expresiones y frases que escuchan de otros, aunque la mayoría de los afásicos si que lo puede hacer.

Revisión y clasificación de Luria

Luria clasificó las afasias en seis clases diferentes, y se diferencian entre ellas tanto por los síntomas observables como por los puntos lesionados del cerebro:

  1. Afasia motora eferente: es la afasia de Broca en el modelo clásico. Esta afasia se caracteriza sobre todo por dificultades articulatorias de las palabras. El área encargada de la motricidad de los músculos encargados de las palabras es el área de Broca, y esta recibe las órdenes del área motora primaria que es quien organiza la secuencia de movimientos que se van a realizar durante el habla. En la afasia motora eferente está lesionada este área de influencia por lo que las órdenes sobre la secuencia de movimientos no llega, produciéndose los efectos de la afasia.

  2. Afasia motora aferente: esta afasia se caracteriza por que el área del lenguaje es incapaz de recibir la información propioceptiva de la situación de los músculos faciales. Como resultado el enfermo no sabe en que posición deben estar los labios y los músculos para pronunciar un fonema determinado.

  3. Afasia acústico-agnóstica o de Wernicke: esta afasia causa dificultades seria para la comprensión de un mensaje presentado por vía auditiva, e impide que el sujeto pueda repetir una frase escuchada anteriormente. Esto se produce por que ha tenido lugar una lesión en el area cortical auditiva.

    • Afasia acústica-mnésica: en el recuerdo de las palabras intervienen dos mecanismos:

    • La memoria gnósica: es la memoria visual de lo que representa una palabra (si se daña este mecanismo se trata de afasia óptica);

  4. Memoria acústica: es la memoria de la percepción acústica de la palabra (si se daña este mecanismo se trata de afasia acústica-mnésica). La afasia acústica-mnésica se caracteriza por que el sujeto es capaz de recordar y repetir palabras individuales, pero cuando se tarta de recordar una frase no es capaz de recordar una progresión de mas de tres o cuatro palabras. Si se tratara de figuras geométricas el rendimiento en recordar las series aumentaría.

  5. Afasia semántica: la afasia semántica consiste en que el sujeto es incapaz de recordar los significados de palabras, sin embargo el sujeto es capaz de pronunciar frases correctamente. El problema es que es incapaz de entender el significado de las palabras y de relacionar las unas con las otras. Se produce por una lesión en el lóbulo parietoccipital.

  6. Afasia dinámica: se caracteriza por una lesión en un área adyacente a la de Broca y produce un fallo en el habla espontánea. En ella el paciente es incapaz de emplear el lenguaje para la comunicación de sus deseos y pensamientos.