Hacía una definición: de curso histórico

Se ha cuestionado si el déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es una dificultad de aprendizaje (DEA) o es un trastorno. Se dice que se atribuye disfunción cerebral mínima (DCM) a niños de inteligencia general próxima a la media, o superior a la media, con ciertas dificultades de aprendizaje o de conducta que van de medias a severas, las cuales se asocian con dificultades funcionales del sistema nervioso central.

El comité de los Estados Unidos reunió las 10 características citadas con mayor frecuencia por los autores al describir la DCM:

  1. Hiperactividad.

  2. Déficit perceptivo-motores.

  3. Labilidad emocional.

  4. Déficit en la coordinación general.

  5. Trastornos de atención.

  6. Impulsividaad.

  7. Trastornos de memoria y de pensamiento.

  8. Dificultades específicas de aprendizaje.

    • De lectura.

    • De aritmética.

    • De escritura.

    • De deletreo.

  9. Trastornos del habla y de la audición.

  10. Signos neurológicos equívocos e irregularidades en EEG

A partir de estas características se destacan tres líneas de investigación:

  • La del interés por los problemas de lectura, aritmética y escritura, dislexia, discalculía y disgrafía.

  • La del interés en la hiperactividad, distraibilidad e impulsividad.

  • La del interés por los problemas emocionales y sociales.

Criterios diagnósticos del DSM-III, DSM-III-R, DSM-IV y DSM-IV-TR


Criterios del DSM-III: criterios diagnósticos para el trastorno por déficit de atención

A. Innatención. Al menos tres de los siguientes síntomas:

  1. No termina las cosas que comienza.
  2. A menudo no parece escuchar.
  3. Se distrae con facilidad.
  4. Tiene dificultades para concentrarse en el trabajo escolar o en tareas que requieren atención sostenida.
  5. Tiene dificultades para concentrarse en el juego.

B. Impulsividad. Al menos tres de los siguientes síntomas:

  1. A menudo actua antes de pensar.
  2. Cambia con excesiva frecuencia de una actividad a otra.
  3. Tiene dificultades para organizarse en el trabajo.
  4. Necesita supervisión constantemente.
  5. Frecuentemente levanta mucho la voz en clase.
  6. Le cuesta guardar turno en los juegos o en situaciones de grupo.

C. Hiperactividad. Al menos dos de los diguientes síntomas:

  1. Corre en exceso de un lado para otro, o sube a los muebles.
  2. Le cuesta mucho permanecer en un sitio, o se mueve excesivamente.
  3. Le cuesta estar sentado.
  4. Se mueve excesivamente mientras duerme.
  5. Esta siempre en marcha, o actua como movido por un motor.

D. Edad de comienzo anterior a los nueve años.

E. Duración de al menos seis meses.

F. No debido a esquizofrénias, trastorno afectivo ni a retraso mental severo o profundo.


Criterios del DSM-III-R: criterios diagnósticos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad

A. Una alteración de por lo menos seis meses de evolución, con la presencia de por lo menos ocho de los siguientes síntomas:

  1. Inquietud frecuente, que se aprecia por movimientos de manos o pies o por moverse en el asiento.
  2. Dificultad para permanecer sentado cuando la situación lo requiere.
  3. Fácil distraibilidad por estímulos ajenos a la situación.
  4. Dificultad para guardar turno en los juegos o situaciones de grupo.
  5. Frecuencias de respuestas precipitadas antes de que se acaben de formular las preguntas.
  6. Dificultad para seguir las instrucciones de los demás.
  7. Dificultad para mantener la atención en tareas o actividades lúdicas.
  8. Frecuentes cambios de una actividad incompleta a otra.
  9. Dificultad para jugar con tranquilidad.
  10. A menudo habla excesivamente, verborrea.
  11. A menudo interrumpe o se implica en actividades de otros niños; por ejemplo, interrumpiendo el juego que ha comenzado.
  12. A menudo no escucha lo que se le dice.
  13. A menudo pierde cosas necesarias para una tarea o actividad escolar.
  14. A menudo practica actividades físicas peligrosas sin evaluar los posibles riesgos.

B. Comienzo antes de los siete años.

C. No reúne los criterios para el diagnóstico de trastorno generalizado del desarrollo.


Criterios del DSM-IV-TR: criterios diagnósticos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad

A. (1) o (2):

(A1) seis (o más) de los siguientes síntomas de desatención han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo:

  • Desatención
    • A menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.
    • A menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades lúdicas.
    • A menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente.
    • A menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos o obligaciones en el centro de trabajo.
    • A menudo tiene dificultades para organizar tareas y actividades.
    • A menudo, evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.
    • A menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades.
    • A menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.
    • A menudo es descuidado en las actividades diarias.

(A2) seis (o más) de los siguientes síntomas de hiperactividad-impulsividad han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo:

  • Hiperactividad
    • A menudo mueve en exceso manos y pies, o se remueve en su asiento.
    • A menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado.
    • A menudo corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo.
    • A menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
    • A menudo esta en marcha o suele actuar como si tuviera un motor.
    • A menudo habla en exceso.
  • Impulsividad
    • A menudo precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas.
    • A menudo tiene dificultades para guardar el turno.
    • A menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros.

B. Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención que causaban alteraciones estaban presentes antes de lo siete años de edad.

C. Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes.

D. Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica o laboral.

E. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el trascurso de un trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.

Tipos:

Tipo combinado: si se satisfacen los criterios A1 y A2 durante los últimos seis meses.

Tipo con predominio del déficit de atención: si se satisface el criterio A1, pero no el criterio A2 durante los últimos seis meses.

Tipo con predominio hiperactivo-impulsivo: si se satisface el criterio A2, pero no el criterio A1 durante los últimos seis meses.