Audio-coloquio

Diversas investigaciones evidencian las conexiones entre estrés, envejecimiento y deterioro cognitivo.

Entre las reacciones y efectos que produce el estrés en el organismo, se observan cambios en estructuras cerebrales relacionadas con tareas de aprendizaje y memoria. Los pacientes con demencia son especialmente vulnerables a los efectos negativos del estrés, que por otra parte, inciden también en la denominada sobrecarga del cuidador. El ejercicio físico aeróbico, entre otras terapias complementarias, ha demostrado su eficacia para aliviar sus efectos.