Airbnb es un mercado comunitario que conecta a personas que tienen espacios disponibles (apartamentos, habitaciones, ...) con otras que buscan un lugar en el que quedarse a pasar unos días.

 

A través de las experiencias que viven gracias a Airbnb, los huéspedes y los anfitriones entablan relaciones personales con gente de todo el mundo.

Cuentan con un sistema de pago específico para asegurar de que los cobros se realicen correctamente y estén a buen recaudo. Cuando se completa una reserva, tanto el huésped como el anfitrión pueden evaluarse mutuamente, lo que les ayudará a labrarse una buena reputación entre los miembros de la comunidad.

Puedes echar un vistazo a su Centro de ayuda para consultar las preguntas más frecuentes entre los anfitriones y los huéspedes: www.airbnb.es/help.

En mi caso, dispongo de una buhardilla que no utilizo y donde caben 5 camas. Ayer mismo puse el anuncio, es gratis y al fin y al cabo solo he perdido el tiempo de ponerlo. Sinceramente no creo que tenga nunca ningún huésped, pues no vivo en ninguna capital ni gran ciudad ni tampoco en la costa, pero como he dicho no perdía nada. Además si algún día tengo algún huésped lo contaré ipsofacto con todo lujo de detalles. ¿Habéis tenido alguien este tipo de experiencia?