Aversión gustativa

Cuando una rata, u otro mamífero, ha ingerido una comida que le ha ocasionado náuseas o vómitos, aprende a evitar en sucesivas ocasiones la ingesta de alimentos que tengan ese mismo sabor u olor, aun cuando el intervalo entre la ingesta y el efecto de la comida sea de horas. Se trata de una aprendizaje biológicamente preparado; aversión gustativa condicionada.

 

Contenido relacionado