En muchas ciencias experimentales se recurre al uso de grupos control de sujetos, que son sometidos exactamente al mismo tratamiento que los sujetos experimentales excepto en lo que se refiere a una única variable, cuyo efecto permiten controlar. Así, si entre un grupo experimental y uno de control existen diferencias, éstas han de deberse únicamente a la variable que cambia de uno a otro.

 

Contenido relacionado