1.7. Las necesidades

Toda conducta constituye una respuesta a una necesidad, pero también tiene que realizarse de una determinada manera.

En cada conducta aparecen dos elementos indisociables: una energía para realizar esa acción y una estructura mediante la que se lleva a cabo para alcanzar el fin propuesto.

Para satisfacer nuestras necesidades requerimos la obtención de objetos y/o situaciones. La satisfacción de las necesidades da lugar a distintas instituciones sociales que son especificas de los seres humanos.

Vamos a distinguir tres grandes grupos de necesidades.

El primer grupo consistiría en la satisfacción de necesidades fisiológicas que ha dado lugar a instituciones económicas (formas de trabajo, empresas,relaciones de producción).

Lo otros dos grupos podemos asociarlos a las relaciones sociales y al alcance de las representaciones que los humanos construyen: establecimiento de relaciones sociales debido al hecho de vivir en grupos grandes; y establecimiento de vínculos afectivos estrechos.

La familia permite la supervivencia de individuos inmaduros y la transmisión cultural. Instituciones políticas, normas morales, instituciones jurídicas, el estado, el gobierno responden a problemas de convivencia y regulación de conflictos.

Las representaciones complejas del ambiente que necesitan formar los seres humanos para conocer el medio y relacionarse con sus congéneres. Por lo tanto, son necesidades relacionadas con el conocimiento que han dado lugar a instituciones como la escuela (necesidades intelectuales o cognitivas), instituciones educativas.