10.1. La polémica cuestión herencia-ambiente: un breve recorrido por el siglo XX

Hay que subrayar la importancia de distinguir entre el plano ideológico (o filosófico) y el científico a la hora de discernir sobre las causas últimas de la diversidad humana. En este sentido, se distinguen 3 etapas:

  1. Caracterizada por el predominio de explicaciones que atribuían un gran peso a la herencia, y en la que la mayoría de los estudios realizados se encontraban guiados por convicciones ideológicas de carácter eugenésico.
  2. Influido por el auge de la psicología conductista, en el que se atribuía al ambiente tanto las causas próximas como las causas últimas.
  3. A partir de una base empírica, se concede a la genética un peso importante en la determinación de las diferencias individuales, sin menospreciar por ello a las causas ambientales, es decir, no se puede negar la importancia tanto de la herencia como del ambiente en la explicación de la conducta humana.

Contenido relacionado