9.5. Grupos de autoayuda

Introducción

En sentido estricto autoayuda, sería el cuidado de uno mismo. Sin embargo, para que alguien pueda sobreponerse y solventar sus carencias, debe conocer y comprender lo que está pasando, y sobre todo, saber cómo actuar. Éste sistema de superación personal no siempre tiene los efectos deseados, probablemente por el nivel de exigencia sobre sujeto, por lo que el sistema de autoayuda más utilizado no es el individual, sino el grupal.

Autoayuda y trastornos adictivos

Alcohólicos anónimos se empezó a gestar con el encuentro de los dos alcohólicos en Ohio, los cuales entablaron una amistad, y decidieron ayudarse para dejar de beber, ambos llegaron a la conclusión de que sólo los alcohólicos podían entenderse, una idea que aún persiste nuestros días. Con el transcurso del siglo XX el movimiento se difundió por todo el mundo con una orientación de carácter espiritual y centrado en los 12 pasos.

Alcohólicos anónimos ha crecido hasta formar en torno a 87.000 grupos en más de 130 países, con un total de más de 2 millones de socios. El problema del alcoholismo, como es conocido, afecta no sólo a los bebedores, sino también a sus familiares, que llega sufrir las consecuencias del mismo.

Debido al éxito alcanzado por alcohólicos anónimos en 1949 se fundó Al-Anon, que acogería a familiares alcohólicos, y luego al Al-Teen para la atención fundamentalmente los hijos los alcohólicos. Ante el auge del desarrollo de distintas asociaciones a largo de toda España se vio la necesidad de crear una generación que reunirse las inquietudes de todas y cada una de ellas y que al mismo tiempo pudiese servir de interlocutor válido ante la administración, de esta forma en la segunda mitad de la década de los 80 en España nace la Federación de alcohólicos rehabilitados de España.

Bases y objetivos de la autoayuda

Uno de los procesos principales de la autoayuda es el de favorecer la comprensión del propio proceso de enfermar. En este sentido, y cuando la motivación del paciente llega a una fase de acción, una vez superadas las fases pre-contemplativas y contemplativas según el proceso del modelo de cambio de Prochaska y DiClemente, los grupos de autoayuda permiten a través del apoyo colectivo la búsqueda de una salida del conflicto.

La Terapia espejo, es decir, verse reflejado en otras personas con el mismo problema, permitirá un análisis más preciso de la situación, una aceptación de la problemática y una recuperación de las ilusiones vitales. Reconstruir la persona, el trabajo, la familia y la relaciones sociales con el apoyo de sus iguales será encamino a recorrer por la autoayuda.

Utilidad práctica de autoayuda

Para la APA sitúa la participación en grupos de autoayuda, en el tratamiento del alcoholismo, en el segundo nivel de recomendación, al igual que el tratamiento farmacológico. Los grupos de autoayuda constituyen un complemento terapéutico muy útil en algunos casos, de que sirven para incrementar la motivación para mantener la abstinencia debido al compromiso adquirido con los demás pacientes.

Ventajas y riesgos

La ventaja principal es poder compartir experiencias, de recibir ayuda de sus iguales, lo que hace que el sistema incremente la motivación hacia el cambio y el mantenimiento, no sólo en las creencias, sino también en el nuevo estilo de vida conseguido con la adecuación de hábitos y habilidades personales, sin embargo, con la autoayuda, en muchas ocasiones se tiende a no individualizar las intervenciones y a considerar a todos como iguales, con la consiguiente repetición de mensajes y premisas que no van a servir para todos los sujetos.

Otro riesgo es el de la asunción de la vez veteranía por parte de los individuos con más antigüedad en el recurso, lo que en ocasiones les lleva asumir papeles de terapeutas más o menos intervinientes, pero sin ningún tipo de preparación para las tareas terapéuticas.