8.3. Tratamiento del abuso de inhalantes

Los inhalantes son sustancias volátiles consumidos en forma de vapor para producir efectos psicoactivos, afortunadamente, en nuestro país su consumo todavía es escaso, pero en otros países, especialmente los de tercer mundo, son un grave problema. En este grupo se incluyen diversos disolventes, gases, aerosoles y nitritos, como el nitrito de insobulito o Poppers, que se ha consumido preferentemente en ambientes gay y ahora en la población en general.

Todos estos productos tienen efectos similares a los anestésicos, al principio de la inhalación, los usuarios notan una ligera estimulación, si las inhalaciones se hacen de forma repetida, los sujetos se siente menos inhibidos, luego con un menor control motor y así progresivamente hasta quedar inconscientes.

Si la concentración de lo inhalado es alta, puede producir directamente un paro cardiaco y la muerte. Esto ocurre especialmente con aerosoles y gases como el butano.

Otros daños irreversibles de los inhalantes son:

  1. pérdida de la audición,
  2. neuropatías periféricas o espasmos de las extremidades,
  3. lesiones en SNC,
  4. lesiones en la médula espinal.