4.2. Tratamientos de la adicción a la heroína

Existen una serie de tratamientos que son efectivos, antes de llegar al tratamiento es necesario que la persona se desintoxique, esto es, que consiga llegar a un estado libre de drogas para poder entrar en un tratamiento.

Uno de los mejores tratamientos libres de drogas son las comunidades terapéuticas, donde los pacientes permanecen entre 3 a 6 meses. Se precisa utilizar fármacos para el mantenimiento de la abstinencia de consumo de heroína, el programa mejor documentado es el de la metadona.

Metadona

El tratamiento con metadona a demostrado ser útil y seguro desde hace más de 30 años. La metadona es un agonista opiáceo. Esta sustancia no intoxica ni produce efectos que interfieran con las actividades diarias de una persona. Lo que es más importante, con la metadona en el cuerpo, los adictos alcanzan con mayor dificultad la subida eufórica, lo cual hace que el consumo de la heroína se vaya extinguiendo progresivamente.

La metadona se toma oralmente y sus efectos se mantienen durante 24 horas.

Aunque se use continuamente durante 10 años o más, se ha demostrado médicamente segura y combinada con tratamientos conductuales ha permitido que los pacientes puedan una vida normal y se integren a todos niveles en la sociedad.

LAMM: o metadona de larga duración

Los últimos años se ha probado también como fármaco efectivo el levo-alfa- acetil-metadol, o metadona de larga duracion, que tiene una vida media de 72 horas. Se toma también oralmente sus efectos secundarios son mínimos, en nuestro país se está estudiando su generalización.

Naloxona y Naltrexona

Ambos son antagonistas opiáceos que bloquean los receptores cerebrales a los que se une la heroína impidiendo que la droga ejerza sus efectos. Además, debido a sus propiedades antagonistas son especialmente útiles como antídotos en el caso de la sobredosis, especialmente la naloxona. Por su parte, la naltrexona es más empleada para el tratamiento de mantenimiento de abstinencia, es muy efectiva en pacientes que están muy motivados.

Buprenorfina

Este fármaco es muy interesante ya que administrado a sosos bajas funciona como agonista y a dosis altas como antagonista, ademas no produce dependencia física, que es una de las limitación de la metadona.

Todos estos tratamientos farmacológicos no son efectivos a largo plazo sin tratamientos conductuales. Hay numerosas tipos de tratamientos conductuales para la dependencia de la heroína, dificultad estriba encontrar el más adecuado para las necesidades de cada paciente. Unas de las terapias conductuales más interesantes es la cognitivo-conductual y el empleo de contingencia reforzadoras en la comunidad donde viven los sujetos.