2.2. Relaciones Dosis-Respuesta

En el caso de los ligandos endógenos, la respuesta biológica producida por una droga dependerá la concentración de la misma que, a su vez, depende de la dosis administrada. La acción de una droga se expresa como una relación entre una dosis dada y el efecto producido. Hay esto se llama relación dosis-respuesta.

De este tipo de relaciones se pueden obtener dos tipos de funciones:

  1. una que describa el grado o la magnitud de una respuesta dada.
  2. otra que describa el porcentaje de individuos que muestran un efecto determinado.

Cuando los grupos elegidos para elaborar la relación dosis-respuestas son suficientemente grandes, esta función forma la curva de Gauss, y las curvas de dosis-respuesta indican que los individuos de una población no responden igual a los efectos inducidos por determinada dosis de una droga.

Las mismas dosis de una droga pueden originar diferentes curvas dosis- respuesta, según sea la respuesta en estudio. En este sentido se estudió la estereotipia en roedores, esta conducta se caracteriza por un conjunto de comportamientos repetitivos compulsivos tales como mover la cabeza hacia delante y hacia tras o roer objetos inexistentes. Se observó que la estereotipia aumenta a medida que aumenta la dosis de anfetamina hasta un punto en el alcanza una meseta. Cuando llega a esa meseta que indica una saturación de los receptores, aunque se administre el doble de la dosis produce un efecto muy similar.

En este sentido se han definido tres posiciones en la gráfica la primera posición se determina mínimamente efectiva la segunda posición se denomina media efectiva y en tercera posición se denomina máxima respuesta.

Debido a que una sustancia puede ser empleados en diferentes contextos hay que tener presente la existencia de varios lugares de dosis efectiva, ED50, así una benzodiacepina puede tener ED50 para sus acciones sedantes y otra para sus efectos convulsivantes.

Todas las drogas pueden tener efectos letales, así, también puede hablarse de una dosis letal media LD50, que es la dosis que causa la muerte en un 50% de los sujetos de una población. Desde el punto de vista terapéutico, se espera que la LD50 de la droga sea considerablemente más grande que la ED50. El margen de seguridad de una droga se deduce utilizando estos conceptos y a la relación se llama índice terapéutico.

De igual modo, una droga puede tener un índice terapéutico mayor que otra, pero al mismo tiempo puede tener ciertas propiedades que hagan que los sujetos se la autoadministren en mayores cantidades que puede llegar a ser letales. En el caso del alcohol, el LD1 es de 0,35% de concentración y el LD es 0,5%. Si los individuos de una población consumiesen alcohol hasta un 0,35% de alcohol en sangre 1 de cada 100 moriría. Si la concentración en sangre llegara al 0,50% la mitad de la población moriría.

Otros conceptos que pueden deducirse de la relaciones dosis-respuesta son los de potencia y eficacia. Las dosis necesarias de heroína para conseguir analgesia son más bajas que las de la morfina y considerablemente más bajas con respecto a la aspirina. La heroína tiene mayor potencia que las otras dos drogas porque tiene mayor capacidad para producir un efecto dado. Cuanto menos sea la dosis necesaria para producir un efecto, más potente será la droga. La heroína y la morfina no son solo más potentes que la aspirina, sino que también son capaces de alcanzar un máximo efecto analgésico. Esto es, tienen mayor eficacia o son más eficaces. Desde un punto de vista clínico, la potencia tiene una importancia relativa, aunque la heroína sea más potente que la morfina son igualmente eficaces.

Contenido relacionado